Mowbray y Warburton merecen mucho mejor que ser sacados de la puerta trasera de Blackburn, QPR

Comparte la noticia!

Tony Mowbray y Mark Warburton se merecían mucho más por su buen trabajo como líderes de Blackburn y QPR, cuyos próximos pasos tienen que ser perfectos.

En una temporada de campeonato repleta de caballos oscuros y carreras de cuento de hadas en la promoción, QPR y Blackburn fueron los golpes casi constantes por encima de sus respectivos pesos. No sorprende que ambos parezcan separarse de sus mánagers al final de la temporada, pero Mark Warburton y Tony Mowbray se merecen algo mejor que las despedidas que reciben.

La muy esperada partida de QPR de Warburton se anunció el jueves por la tarde después de semanas de especulaciones de que no pasaría mucho tiempo antes del Kiyan Prince Foundation Stadium. Ese mismo día, el jefe de Blackburn, Mowbray, dio una respuesta emocional en su conferencia de prensa previa al partido contra el posible candidato a la promoción, el Bournemouth.

Con su contrato a punto de expirar en el verano, Mowbray parece estar resignado al hecho de que solo le quedan un puñado de juegos para el club que admirablemente sacó de la Liga Uno cuando podrían haber estado en picada. Dados los gigantes durmientes que actualmente conforman gran parte del tercer nivel (Sunderland, Sheffield Wednesday e Ipswich entre ellos), el rápido ascenso del Blackburn desde el descenso hasta el campeonato y hasta la temporada actual de momentos destacados ha estado bajo la dirección de Mowbray.


Seis en uno: ventajas y desventajas de los corredores para el último puesto de play-off


Mowbray es un hombre tranquilo que recibe excelentes críticas de una gran cantidad de jugadores, y casi siempre se preocupa por mantener sus cartas cerca de su pecho. En esa conferencia de prensa, las cartas parecieron deslizarse. ¿Quién puede culparlo? A pesar de guiar a Blackburn a su nivel de éxito más consistente en décadas, es descartado con cualquier apariencia de gracia y decencia del grupo propietario de Venky.

Hace diez años, se culpó a esos mismos propietarios controvertidos por la miríada de problemas que provocaron que Blackburn abandonara la Premier League después de más de una década de regreso en la máxima categoría. Mowbray no ha brindado esperanza y entusiasmo por el futuro por sí solo, pero es la entidad más grande detrás de su reciente ascenso.

Blackburn aún podría ascender esta temporada, pero ese no es el punto. Un entrenador que ha tenido tantos momentos felices, especialmente en esa racha invicta de 10 juegos desde noviembre hasta mediados de enero, cuando los Rovers subieron del medio a los dos primeros, se merece algo mejor.

Los Venky se han ganado algo de buena voluntad con inversiones decentes en el equipo de juego, pero su distancia del club ha demostrado lo equivocados que están cuando se trata del futuro cercano de Mowbray.

Muchos fanáticos querían que Mowbray se fuera después de eso. la capitulación por 7-0 en casa ante el Fulham que lleva a la forma ganadora del título en el nuevo año. Aún así, hay argumentos razonables para no dejar que Mowbray vaya más allá de esta temporada. Se está preparando una reconstrucción importante y es probable que se canjee a Ben Brereton Díaz, mientras que el mediocampista Joe Rothwell ha dejado en claro que no estará con el club la próxima temporada ya que su contrato también expira.

Al igual que Mowbray, Warburton ha inspirado una temporada mejor de lo que nadie podría esperar de QPR. Son todo lo que no eran hace 10 años. Este es un equipo lleno de jóvenes talentos, héroes que regresan y un gran espíritu de equipo. Al igual que Blackburn, un mal 2022 casi pagó el impulso promocional de QPR. Solo el conjunto perfecto de resultados será suficiente para colarse en el sexto lugar a partir de ahora.

Pero nuevamente, al igual que Mowbray, estar en esa posición con dos juegos para el final es un testimonio de lo grandiosas que han sido sus campañas. Este escritor relegó a Blackburn mientras que Rob Dickie de QPR inspiró un fuerte comienzo que nos dejó conmocionados.

Ambos se han sentido víctimas de su propio éxito. Blackburn y QPR todavía están superando su peso, solo que no tanto como hace cuatro meses cuando parecía posible la promoción.

Hubo especulaciones sobre el futuro de Warburton durante más de un mes antes del anuncio de esta semana. Una vez más, hay afirmaciones legítimas de que los londinenses también podrían despedirse de su actual entrenador, pero ninguno de los dos merece tener su futuro en el aire. Ambos hombres manejaron las situaciones con más gracia de la que recibieron.

Inevitablemente, la atención se centrará en quién reemplazará a Mowbray y Warburton y, de hecho, adónde irán a continuación. Ambos son entrenadores experimentados en campeonatos a los que no les faltarán ofertas. Pero los clubes podrían ser vistos como trabajos peligrosos que necesitan renovaciones y es probable que las estrellas se vayan.

Es poco probable que se espere un éxito instantáneo de cualquiera de las partes, pero se han presionado indebidamente para acertar en la próxima cita.

El trato de Warburton y Mowbray fue irrespetuoso en el mejor de los casos y vergonzoso en el peor. El hecho de que ambos manejaran su inminente partida con tanta clase es un testimonio el uno del otro y cómo el viaje es más importante que el destino de la Premier League, los cuales probablemente hayan sido esquivados este verano.

Todos han brindado recuerdos mágicos a los fanáticos en los estadios después de guiarlos durante el encierro. La forma en que Warburton y Mowbray han sido dejados de lado deja una sensación de vacío en los corazones de los neutrales, y los fanáticos que piensan que se necesita algo más no están contentos con la forma en que se están produciendo esos cambios.

FUENTE: football365

close

¿Te gusta leer las noticias con el café?

Te mandamos TODOS LOS DÍAS a las 8:00 am. las últimas noticias deportivas.
Para que no te pierdas nada.

Sólo enviamos las últimas entradas del blog. En el propio correo puedes darte de baja cuando quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.