QPR ha tratado heridas financieras autoinfligidas para convertirse en un modelo de promoción de persecución de clubes

Comparte la noticia!

QPR alguna vez fue un símbolo de negligencia financiera en el campeonato, pero se han vuelto sabios fuera del campo, duraderos en él y la envidia de la mayoría.

Enero iba a ser un mes difícil para QPR. Una dura racha de partidos coincidió con tres de sus jugadores del primer equipo pasando el año nuevo con sus países en AFCON. En cambio, los londinenses que persiguen la promoción están en su mejor y más constante racha desde los primeros meses de la temporada, cuando consolidaron su lugar como el campeonato de caballos oscuros.

A pesar de no contar con el portero Seny Dieng, el fullback Osman Kakay y el influyente mediapunta Ilias Chair durante la mayor parte del mes, el QPR ahora se ha elevado a una posición sólida, a solo cuatro puntos de los dos primeros con un juego menos en el segundo lugar. Blackburn colocó.

Un empate 0-0 contra Swansea City la última vez es tan malo como lo ha sido para QPR recientemente, con cuatro victorias consecutivas en la liga y la progresión de la Copa FA antes de eso. El sábado, el equipo de Mark Warburton intentará hacer 13 puntos de los 15 posibles como anfitrión de un Reading desesperadamente fuera de control y relegado.

La situación del Reading en la cancha no se ha visto favorecida por asuntos fuera de la cancha, con un gasto extremo en la búsqueda de la Premier League ahora. volver a morder a los Reales?. Durante gran parte del siglo XXI, QPR pudo empatizar. Persiguiendo el sueño de ingresar a la Premier League pero al no poder permanecer en ella durante un período prolongado de tiempo, tuvieron que cambiar de táctica o enfrentar la ruina financiera.

Un orgulloso club que se dirigía de forma insostenible. Ahora son uno de los muchos equipos campeones aplaudidos por la forma en que operan. Una vez que un símbolo de gasto excesivo, ahora son un faro de ingenio y sensibilidad. Se enorgullecen de su consistencia y capacidad para afilar puntas en condiciones difíciles; un equipo ensamblado mucho más costoso que ocupaba el mismo espacio hace una década se habría derrumbado una y otra vez.

Incluso sin tres estrellas del equipo que se ha asegurado un lugar en los escalones superiores del campeonato desde el primer día, QPR se ha mantenido inquebrantable. Cada una de sus últimas seis victorias ha sido por un margen de un gol. Algunos dirían que eso es insostenible. En cierto modo, pueden tener un punto. Pero muchos equipos de QPR en la historia reciente empatarían y perderían esos juegos, no ganarían por más. Si las victorias y los puntos se agotan, tendrán suficiente crédito en el banco para aferrarse a una promoción a través de los playoffs.


A medida que el mundo se tambalea, QPR es inusualmente estable


Este esperanzador rincón del oeste de Londres una vez fue sede de una gran cantidad de grandes jugadores que buscaban un último cheque de pago. Ahora, el equipo tiene una emocionante mezcla de talento local, jóvenes profesionales y la cantidad justa de experiencia con Charlie Austin y Andre Gray a menudo a cargo.

Joe Willock cambió el Arsenal por el Newcastle en el verano por una tarifa de ocho cifras y ha tenido problemas, pero su hermano Chris ha aligerado el campeonato en un papel de mediocampista avanzado y casi con certeza ejercerá su profesión al más alto nivel la próxima temporada, con o sin él. QPR. Luego está el defensor veterano siempre presente Yoann Barbet, que envejece en una escala en algún lugar entre un buen vino y Benjamin Button.

De hecho, mires donde mires, hay un individuo, un grupo de jugadores y un espíritu de equipo colectivo en todo el equipo, que casi no tiene paralelo entre sus contemporáneos de segunda categoría. Hay equipos con plantillas más grandes y mejores, mejores anotadores y defensas más estrictas, pero pocos pueden igualar el paquete completo de este lado de QPR. El trabajo lento y constante Warburton y compañía. aportado al club en los últimos años está dando sus frutos.

No mucho más que a tiro de piedra de Loftus Road, el Chelsea es campeón de Europa, el Brentford disfruta de su primera campaña en la Premier League y el Fulham está a punto de rompiendo todo tipo de récords rumbo a otra temporada en la Tierra Prometida, pero hay mucho por lo que estar entusiasmado en este lado de QPR.

Tendrán una gran variedad de estrellas en febrero y más allá, cuando el trigo se separe de la paja. No tiene mucho sentido esta temporada hasta ahora que QPR estará en la pila final. Al menos parecen estar cada vez más fuertes.

Finalmente miran a las estrellas sin temor a un aterrizaje forzoso inminente más allá del horizonte. Hace mucho tiempo.

.

FUENTE: football365

close

¿Te gusta leer las noticias con el café?

Te mandamos TODOS LOS DÍAS a las 8:00 am. las últimas noticias deportivas.
Para que no te pierdas nada.

Sólo enviamos las últimas entradas del blog. En el propio correo puedes darte de baja cuando quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.