Edu y Paratici se están quedando sin tiempo para presentar sus ‘panorama más grande’ en el Arsenal y los Spurs

Comparte la noticia!

Arsenal y Tottenham no son los únicos clubes que firmaron otro contrato en enero, pero se esperaba mucho más de Edu y Fabio Paratici.

Dos puntos separan a los equipos entre el tercero y el séptimo a más de la mitad de esta temporada de la Premier League, pero un elemento en común une a ese cuarteto: la falta de fichajes.

Los lobos acechan de cerca detrás de ellos y han fortalecido su mano con el encarcelamiento permanente de Hwang Hee-chan para acompañar la llegada de 3 millones de libras esterlinas de Chiquinho, pero ninguno de los cuatro bandos en su vista inmediata parpadeará o podrá parpadear primero. El Manchester United parece contento con jugar y posponer sus necesidades de transferencia hasta el verano, mientras que el West Ham ha atacado tarde en los últimos inviernos y ha tenido un efecto fenomenal. así que me encantará repetir ese truco. Pero el estancamiento del Arsenal y el Tottenham no se debe a la supuesta falta de intentos.

Es un punto muerto similar a una especie de versión económica de la ventana de enero de 2016 cuando el título de la Premier League estaba allí para ser comprado, pero el Arsenal invirtió £ 5 millones en su nuevo jugador Mo Elneny, el Manchester City trajo a la futura leyenda del club Anthony Cáceres por un Tarifa de seis cifras y el Tottenham no hizo nada. Leicester gastó el doble que ese trío combinado y no se topó con demasiados obstáculos en su eventual camino hacia el mayor éxito de campeonato en la historia del deporte.

Que el dúo del norte de Londres se encuentre en una situación similar seis años después, pero su cancelación por un partido de clasificación para la Liga de Campeones en lugar del título cuenta diferentes aspectos de la misma historia de continua negligencia, mala práctica e incompetencia general de la gerencia. Edu Gaspar y Fabio Paratici tienen la tarea de revertir esos respectivos años desperdiciados y oportunidades desperdiciadas: una hazaña que no se puede lograr en una ventana, al igual que el desorden que deben aclarar no se produjo durante un verano solitario. Y a través de su experiencia compartida de elogios exagerados, críticas vitriólicas y el hecho de que cada decisión fue analizada por encima de todo significado, los dos parecen tener una comprensión mutua de los roles.

«Lo que quiero que la gente entienda es el panorama general», dijo el primero en septiembreimploró a los aficionados que consideraran la «dirección» que estaba tomando el club. El último también habló. del «panorama general» en octubre, agregando que «esta es nuestra dirección» y «muchas veces el camino no es recto, hay que subir y bajar».

Los fanáticos del Tottenham podrían argumentar que no se ha logrado un equilibrio. Su enero se gasta arruinando la decisión de apuntar a Adama Traore, se le ocurrió la idea de apuntar a Adama Traore y luego ver al Barcelona dibujar a Adama Traore. Se habla de Luis Díaz, ahora camino del Liverpool, de Tariq Lamptey, atado y feliz con el Brighton, de Franck Kessie, que ha llegado a un aparente acuerdo con el Barcelona. La frase «préstamo con opción de compra» rara vez ha tenido tanto tiempo de aire y aunque Antonio Conte no se habría sentido tentado por el trabajo suponiendo que todo el equipo sería reemplazado y provisto de costosas compras a mitad de temporada, ciertamente estaba prometía algo más coherente y ambicioso que esto.

Es poco probable que los nuevos lazos con Álvaro Morata sean un estímulo para un entrenador cuya aventura anterior de un año con el delantero español ha dado poco más que frutos podridos. Todas las ganancias parecen intrínsecamente ligadas al futuro de Tanguy Ndombele, Dele Alli y Giovani Lo Celso.

El Arsenal no tiene muchos problemas para reducir la grasa de su escuadrón. Calum Chambers se fue subrepticiamente, y Sead Kolasinac también se fue de forma permanente y cedió a Ainsley Maitland-Niles, Folarin Balogun y Pablo Mari. Aún así, lanzaron una red más estrecha y aún no atraparon nada de sus persecuciones de alto perfil de Dusan Vlahovic, Arthur Melo y Bruno Guimaraes.

Después de un verano de reclutamiento realmente sobresaliente y con visión de futuro, los cimientos que Edu sentó bajo Mikel Arteta están siendo puestos a prueba hasta el límite por el estancamiento actual.

Con cuatro días para el final, la presión sobre Edu y Paratici para cumplir es dolorosamente alta. Ambos clubes necesitan firmas. Ambos clubes necesitan un impulso y una inyección de impulso. Ninguno puede esperar apaciguar a su base de fanáticos señalando el «panorama general» mientras sostiene un lienzo cubierto de cruces y garabatos. Ninguno puede salirse con la suya tirando un mes de mierda al muro si nada de eso se pega en febrero, dado el gran impacto que habrá tenido en mayo y más allá.

.

FUENTE: football365

close

¿Te gusta leer las noticias con el café?

Te mandamos TODOS LOS DÍAS a las 8:00 am. las últimas noticias deportivas.
Para que no te pierdas nada.

Sólo enviamos las últimas entradas del blog. En el propio correo puedes darte de baja cuando quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.