Un espectáculo sin un final perfecto

El Rayo Vallecano recibe su primera visita a domicilio tras la primera jornada jugando contra el Oviedo y llegar con tres puntos, el primer equipo en visitar contra el Estadio de Vallecas a fue el Numancia que venía de ganar en su casa 1-0 contra el Huesca.

El partido fue para Óscar Trejo del conjunto madrileño, el argentino revolucionó el partido con dos goles en la primera mitad, dos goles que no valieron por el juego y las ganas del Numancia por conseguir el empate.
Óscar Trejo salto al campo como el “11” del equipo local que avisó con dos internadas que casi acaban el gol, pero el equipo visitante no se vinieron abajo y contraatacaron, pero el Rayo no se rindió y su próximo disparo valía por dos.

Tras el descanso el equipo madrileño se vio perdido con el primer gol de Pere Milla que daba a entender al rival que el partido no estaba perdido, y con la presión en el medio de campo el equipo se vino abajo, tal que el jugador del Numancia Diamanka robó el balón, salió corriendo y mediante una asistencia de Milla consiguió el empate.

Los últimos minutos fueron una locura para ambos equipos ambos atacaban pero ninguno creaba un gran peligro, sin contar con el gol anulado para los visitantes por fuera de juego, también avisaron Javi Guerra y Óscar Trejo con dos tiros que Aitor pudo solventar, y fue Lass quien desaprovecho una oportunidad clara de gol cuando solo quedaban 30 segundos.

Pero el partido acabó con un empate que les sabe mejor a los visitantes habiendo conseguido el empate arruinando las fiesta de Trejo en su vuelta a Vallecas después de siete años.

Artículo hecho por Francisco López



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *