CRÓNICA I Sporting 3-1 Rayo Femenino

El Sporting de Huelva continúa invicto en casa tras golear a un Rayo Femenino perdido que suma su primera derrota.

No todos los días se puede ganar, eso es lo que le pasó el domingo al Rayo Femenino. Primera derrota que cayó como un jarro de agua fría para despertar a las rayistas de su sueño en el paraíso. Una derrota que les sitúa en la quinta plaza, recordándoles que no todo va a ser calma. Para el Sporting Club significa seguir invictas en casa, continuar regalando alegría a sus aficionados. Tres puntos que alzan a las de Huelva a la cuarta posición.

El choque arrancó de la peor o mejor manera posibles, dependiendo de la camiseta que cada uno lleve. En dos minutos de partido, las locales ya iban por delante en el marcador. Un tanto de cabeza de Anita que adelantó a las onubenses tras un centro de Elena Pavel. A pesar de que las visitantes querían el empate, el acierto no estaba con las madrileñas.

Sin embargo, el paso de los minutos solo benefició al conjunto local. Poco a poco las chicas del Sporting se fueron acomodando, creando un peligro constante a Alicia. Un error, a dos minutos del descanso, de la guardameta rayista regaló un balón a Francisca Lara que batió a placer.

En la segunda mitad, las tornas no cambiarían. Ngo Mbeleck pudo haber anotado el tercero con un cabezazo picado, pero su disparo fue enviado a córner. Tres minutos más tarde sería de nuevo la chilena, Lara, quién lograría el doblete; rematando a un Rayo perdido. En cambio, si algo destaca de las madrileñas es el coraje y la valentía, esos que le hicieron buscar el gol. Un tanto que Ángeles del Álamo falló, tras un pase de la muerte.

La jugadora que saldría desde el banquillo, no sería capaz de meter esta ocasión; pero sería la autora del único tanto rayista. Un gol que dio aliento al conjunto de Miguel para concluir el choque de la mejor manera posible. Así se fueron los dos equipos para casa. Las locales con una sonrisa junto a su afición y las visitantes recordando aquello que las madres siempre dicen “hija unas veces se gana y otras se pierde”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *