El Sporting de Huelva invicto en casa se enfrenta a un Rayo que solo sabe lo que es ganar lejos de Vallecas

El Rayo Femenino ilusiona, aún más si juega fuera de casa. Tras el reencuentro de Natalia Pablos con el gol y la victoria al Espanyol; se mira muy arriba. Tanto es así que ocupan, empatadas a puntos con el Madrid CFF, la quinta plaza. Un puesto que a estas guerreras les parecen insuficiente pues desean llegar lo más alto que sus piernas les hagan llegar.

En frente, un club que tampoco se sacia con estar en puestos de Copa. Ilusionadas por el arranque y a pesar de la última derrota, desean reponerse para seguir escalando. Con la fuerza del aliento de sus  seguidores buscarán vencer a un equipo que ha ganado todo fuera y que continúa invicto. Sin embargo, las chicas de Huelva  cuentan con el punto fuerte de que no saben que es perder en su casa.

Las locales no quieren ver sus derrotas incrementadas a tres y las rayistas no están dispuestas a perder su primer partido en Huelva. Un duelo igualado con unos antecedentes a la altura.

El domingo a las 12.15 el Rayo intentará recordar esos tiempos en los que goleaba al Sporting, equipo que prefiere centrarse en los últimos resultados. El primer choque entre ambos fue el 10 de mayo de 2009 con una goleada franjirroja de 7-0. De los 27 encuentros, uno de ellos Copa del Rey, seis han sido para el Sporting y 18 para el Rayo Vallecano. Solamente tres acabaron en empate.

De estos un total de 13 se han jugado en Huelva, con ocho victorias rayitas y tres de las locales. Dos empates completan las estadísticas. Sin embargo, a las de Huelva no les preocupan estos datos pues en el 2016 ganaron por 3-1 los dos encuentros disputados. El Rayo Femenino no olvida que en el último choque fueron ellas quienes se impusieron.

Sea como fuere, este domingo sobre el verde las jugadoras darán paso a los colores; esfumándose las estadísticas. Un duelo entre dos equipos en puestos de Copa que promete emoción y calidad.

Ainhoa Moreno