Tres días para dar por cerrada a una nueva temporada para olvidar. El Rayo Vallecano sigue en Anoeta. El conjunto franjirrojo sigue sin crecer con tras su paso en las dos últimas etapas por Primera División y pese a tener una afición y unos profesionales dispuestos a ayudar a potenciar al club donde se merece, la élite.

El Celta de Vigo recibirá a un Rayo Vallecano en un momento que para los locales lo han considerado un partido como una final para ellos puesto que aún se siguen jugando el descenso de categoría. Para el encuentro, el club celeste regalo invitaciones a sus abonados para que les acompañen en el Estadio de Balaídos mientras que sus aficionados están organizando un recibimiento.

Las peñas del Celta de Vigo han bautizado el recibimiento a su equipo como el “O derradeiro paso”. Dos horas antes del encuentro, a las 18:45 horas, los aficionados locales en la explanada de la Tribuna recibirán al equipo con un colorido cargado de bengalas, banderas, bufandas celestes ondeando que irán al ritmo de las gaitas gallegas y tambores.