El Rayo Vallecano Femenino arrancó la pretemporada 2018 ayer con la eterna capitana Natalia Pablos entre las jugadoras franjirrojas.

La jugadora rayista, nada más terminar la temporada pasada, tomo la decisión de retirarse del fútbol profesional colgando las botas y centrarse en su profesión de profesora. El Rayo Vallecano, al enterarse de esta noticia, a través de su presidente Raúl Martín Presa rechazó la propuesta y la obliga a cumplir los dos años de contratos que la restan o deberá indemnizar con una sanción que supera los más de 200.000 euros.

Una decisión del Rayo Vallecano que ha generado que todas las peñas explotarán, una vez más, contra el presidente a través de un comunicado oficial que emitieron este mismo martes.