El Rayo Femenino convierte su sueño copero en realidad

Aquello que pocos creyeron al
comienzo se ha convertido en una realidad demostrando que no hay nada imposible

La Copa de la Reina ya es una realidad para las franjirrojas. Un
equipo prácticamente nuevo que ha sorprendido a muchos. Tras cinco jornadas
consecutivas perdiendo, parecía que un año más como mucho se aspiraba a estar
en mitad de la tabla. Sin embargo, las apariencias engañan. A falta de dos
jornadas se han asegurado competir en Copa
de la Reina.

¿Su fuerte? La unión y la
constancia. Ellas son uno, un equipo. Están en las buenas y en las malas, sin
bajar la cabeza. Ni las derrotas ante iguales, ni las sanciones han acabado con
ellas. Todo parecía arruinado tras la Real
Sociedad
, eso pensábamos los demás. En cambio, todo el conjunto,
rápidamente, se olvidó de lo malo para seguir luchando. Eso es lo que les hace
merecedoras de estar donde están.
¿Qué significa esto? Mucho,
demasiado. Es una lección. No solo implica que el Rayo está entre los ocho mejores de España, es mucho más. Todo el equipo, jugadoras y cuerpo técnico,
nos han enseñado que no hay nada perdido hasta el final. Han demostrado que
vale la pena luchar. Se ha visto su coraje y su valentía en cada partido. Ellas
han representado ese escudo que muchos llevamos en el corazón. El escudo y sus
valores que es lo más importante.
No sólo significa esto, sino que
es un recordatorio a todos esos años de gloria. Es la ilusión de volver a ser
grande con muy pocos medios. Un golpe sobre la mesa que deja claro que el Rayo Femenino debe ser apoyado y que no puede desaparecer. Un nuevo
entrenador, jugadoras nuevas, algunas sin experiencia en la Liga Iberdrola… nada las detuvo.
Estudian o trabajan la mayoría, aun así, están dónde muchos dijeron que no
llegarían.

Han sido, son la alegría, en un
mal año para el rayismo. Son la esperanza de que los valores siguen ahí. Son
sencillas, humildes, cercanas… Son el Rayo, son la esperanza, los sueños, el
sentimiento y la pasión. Nos han regalado mucho en esta temporada,
devolvámoselo acudiendo este domingo al campo. Merecen ser reconocidas y
apoyadas, tememos que mostrarles lo orgullosos que estamos de ellas. Solamente
podemos que darles las gracias. GRACIAS POR HACERNOS SOÑAR.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *