El Rayo Femenino arranca la liga en Buñol ante el Levante

En este parón de fútbol masculino de Primera, se dará comienzo a la Liga Iberdrola. El fútbol femenino regresa después de que la Selección sub-20 hace no mucho brillara en el Mundial y se proclamara como subcampeona del mundo al caer derrotada en la final ante Japón.

Las guerreras de la franja intentarán dar un buen papel en la Liga y estar alejadas de los puestos de descenso. Cada vez es más difícil ya que los recursos con los que se cuentan son minúsculos y solo vale tirar de valentía, coraje y nobleza para poder conseguir los objetivos. La temporada pasada el Rayo acabó en 11ª posición, lejos de la quema del descenso. Fueron Zaragoza y Santa Teresa los que no pudieron salvarse del “infierno” de Segunda División. Quizás el mayor éxito de la pasada campaña fue la sorprendente victoria de las franjirrojas en el Cerro del Espino. Fueron capaces de algo que no logró ningún otro equipo: vencer al Atlético de Madrid, el campeón de liga.

A mediados de mayo, el ya ex-entrenador del Rayo Vallecano, Miguel Quejigo anunciaría su marcha del club en el que estuvo 8 años y ha sido Irene Ferreras, técnica del filial femenino hasta ahora, la que ha cogido las riendas del primer equipo. Irene llegó la temporada pasada procedente de La Solana para entrenar al Rayo B femenino con el cual logró la cuarta posición en la tabla clasificatoria. Una gran temporada del Rayo Femenino a cargo de Irene Ferreras, algo que ha hecho que la dirección deportiva haya confiado en ella para dirigir al primer equipo. Irene será una de las dos mujeres entrenadoras de la categoría junto a María Pry (Betis).

Para este curso, causan baja Laurita Domínguez (Madrid), Vicky y Nieves (Dinamo Guadalajara), Mari (Madrid), Estela, Tita (Alhóndiga), Claudia y, por último, el caso más polémico: Natalia Pablos. La máxima goleadora de la historia del Rayo Vallecano pidió retirarse para dedicarse a su labor de profesora a lo que la directiva mostró su rechazo y le reclamaba pagar 250.000 euros, algo de lo que se hicieron eco los grandes medios. El conocido caso de Natalia Pablos indignó a la afición rayista, la cual vio el mal trato que se le ha dado a una de las leyendas del club que tantos goles ha aportado, futbolista a la que, sin duda, el Rayo echará de menos.

No obstante, para paliar la baja de Natalia llega la delantera venezolana Oriana Altuve (Santa Fe). También procedente de Santa Fe ha llegado la defensa Carla Guerrero, internacional chilena que disputó la Copa América de este año y que fue una de las artífices de que “La Roja” se clasificase por primera vez para un Mundial.

Jelena, Camila Sáez, Emma Marqués y Naima son los otros fichajes para un Rayo que disputará en feudo granota su primer partido de liga. Debut de Irene Ferreras al frente del equipo franjirrojo que tantos éxitos nos ha dado.

Carlos Sáez



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *