EL BISTURÍ | Real Valladolid 1-1 Rayo Vallecano

Las aguas revueltas hacen grande a un marinero, y lo más importante, le hacen fuerte. El Rayo Vallecano remó contra viento y marea en el José Zorrilla, en un partido cargado de polémica y que les obligó a finalizar con 10 jugadores por la expulsión de Velázquez. El tanto de Raúl De Tomás de penalti sirvió para dar un punto muy importante al conjunto franjirrojo, que se mantiene en puestos de ascenso directo a Primera División. Analizamos a los protagonistas del Real Valladolid 1-1 Rayo Vallecano:

PORTERÍA

Alberto García: Poco a poco está ganando en confianza y seguridad, lo que le afianza bajo palos y le hace ser mejor portero. Estuvo muy acertado en los balones por alto y sin errores en las atajadas y paradas. Poco o nada puede hacer en el penalti ejecutado magistralmente por Jaime Mata.

Nota: 7

DEFENSAS 

Baiano: Comete un grave error en la acción que da lugar al penalti rival, pues pierde un balón absurdo en una zona donde debería ser delito perderlo. Tiene incorporaciones y acciones de gran defensa, pero al mismo tiempo comete fallos de bulto que condenan a los suyos. Debe corregir esa irregularidad.

Nota: 4

Velázquez: Fue el gran señalado de la tarde, y no es para menos. Tal vez es cierto que la primera amarilla es demasiado rigurosa, pero eso no quita que, una vez que te la sacan, debes andar con más cuidado y no hacer entradas como la de la segunda amarilla. Dejó a los suyos con 10 cargándose casi cualquier esperanza de ir a por el partido, y poniendo en peligro incluso el empate. Es un gran central, probablemente el mejor de la plantilla, pero su cabeza le pasa demasiadas facturas.

Nota: 1

Dorado: No cometió grandes errores, y eso habla muy bien de él. Volvió a ser ese central cumplidor y trabajador que es, y finalizó un encuentro correcto en el que habría dejado la portería a cero de no ser por el inocente penalti cometido por su compañero. Bien.

Nota: 5

Álex Moreno: Ofensivamente volvió a ofrecer un recital de centros, disparos e incorporaciones, pero defensivamente sufrió en exceso. El Valladolid, consciente de su debilidad defensiva, concentró los ataques permanentemente por su banda, generándole un quebradero de cabeza que por momentos rozó la tragedia. Aún así, sumó más que restó, y finalizó un buen partido que le mantiene como titular en el puesto.

Nota: 6

CENTROCAMPISTAS

Fran Beltrán: Fue, probablemente, el mejor de los suyos, pero eso ya no es noticia. Hizo posible que se jugase al fútbol en un terreno de juego en muy malas condiciones, apoyó en defensa cuando el equipo se quedó con 10, dejando los mínimos espacios posibles a los rivales, y buscó la portería rival cuando era posible. Tiene un talento descomunal, y sobra decir que gran parte del sueño del ascenso pasa por sus botas. Jugadorazo.

Nota: 8

Comesaña: Fue sustituido al inicio de la segunda parte tras encajar el gol rival, pero lo cierto es que no estaba haciendo un mal partido. Protagonizó una galopada por la banda derecha con posterior centro que, por momentos, pareció ser el 0-1. Trabaja y se sacrifica como el que más, y eso Vallecas siempre se lo agradecerá.

Nota: 5

Unai López: Realizó un partido más discreto de lo que venía demostrando, pero es cierto que las circunstancias no le favorecían. El balón no corría correctamente por el verde, lo que obligó al Rayo a jugar más en largo y por alto de lo habitual, lo que a él no le viene nada bien. Aún así, sus apoyos y ayudas a Álex Moreno en labores defensivas fueron clave para achicar aguas en una banda que sufría.

Nota: 6

Embarba: Protagonizó situaciones de todos los colores: por un lado tuvo el gol tras un grave error de Masip al intentar atajar el balón, por otro lado fue el foco de atención en varios balones parados que rozaron el tanto, pero por otro lado más, pudo cometer un infantil penalti con 1-1 en el marcador que, casi con total seguridad, habría supuesto la derrota de los suyos. Estuvo bien, pero desde luego hay una cosa clara, y es que Vallecas no puede dar a basto para tantas taquicardias.

Nota: 6

Trejo: Tuvo detalles de genio, pero en líneas generales ha bajado algo su rendimiento. Con 0-0 en el marcador deja pasar un balón en el área que dejaba totalmente solo a Raúl De Tomás, pero éste, inexplicablemente, erró. Físicamente sufre algo en los minutos finales, y aunque es cierto que nadie -o casi nadie- se cuestiona su titularidad, también parece evidente que puede dar un poco más de lo que está mostrando.

Nota: 5

DELANTERO

Raúl De Tomás: Volvía a su antigua casa en lo que sería un ambiente hostil y complicado, pero que no minó su rendimiento. Tuvo el gol en la primera parte, pues perdonó una ocasión clamorosa cuando todos los rivales parecían vencidos, pero en la segunda parte no fallaría. El árbitro señaló el punto de penalti y él, inmediatamente, pidió el balón para intentar agrandar su cifra goleadora, y lo hizo. En los minutos finales bajó algo el nivel, pero era complicado, pues la expulsión de Velázquez y posterior reorganización del equipo le dejó demasiado solo arriba. Atraviesa un muy buen momento.

Nota: 7

SUPLENTES

Armenteros: Salió al inicio de la segunda parte para aportar velocidad y verticalidad a un equipo que, en esos momentos, estaba perdiendo, y logró salvar un punto. Se le sigue viendo algo falto de físico y fuera de ritmo, pero los minutos de los que gozó fueron un derroche de trabajo y sacrificio a tener en cuenta. Su fichaje puede haber sido un acierto si mantiene esta dinámica.

Nota: 6

Amaya: Había perdido la titularidad en lugar de Velázquez, pero la expulsión de éste le obligó a tener que salir al campo para reconstruir la zaga y aguantar el resultado, y lo hizo. Tuvo detalles de experiencia y jerarquía que dieron cabeza y tranquilidad a los suyos. Gran actuación, porque no era fácil su papel.

Nota: 6

Elustondo: Saltó al campo en los minutos finales para da contención y pausa a los suyos, y cumplió. No gozó de muchas intervenciones, pero lo que tocó lo hizo correctamente y sin complicaciones. Ha encajado en el equipo.

Nota: 5

ENTRENADOR

Míchel: Si quieres ser de Primera División tienes que demostrar que eres de Primera División, en las buenas y en las malas, y la imagen de Pucela debe servir para reforzarse y afianzarse como equipo fuerte en la categoría. El Rayo luchó contra todos los obstáculos (fallos absurdos, penaltis en contra, expulsiones…), y aún así logró salvar un punto en un campo complicado y contra el rival más goleador de la categoría. Míchel supo reconstruir al equipo en su peor momento, y no renunció a la identidad en ningún tramo. El sueño del ascenso sigue vivo, y él tiene mucha culpa de ello. Sin duda.

Nota: 7



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *