EL BISTURÍ | Rayo Vallecano 2-1 Real Zaragoza

Vallecas volvió a rugir, y lo hizo más fuerte que nunca. El Rayo Vallecano se impuso al Zaragoza en casa, y se afianza como uno de los favoritos para ascender a Primera División. Los de Míchel tardaron en enchufarse al partido, y aunque enfrente tuvieron a un rival débil y demasiado encerrado, supieron traspasar las dificultades para lograr tres puntos de oro. Los tantos de Raúl De Tomás y Trejo engrandecen el sueño de volver a lo más alto. Analizamos a los protagonistas del Rayo Vallecano 2-1 Real Zaragoza:

PORTERÍA

Alberto García: Comete un error clamoroso en el tanto rival, pues intenta detener el balón de forma muy extraña y este se le cuela por el costado izquierdo. Afortunadamente todo acabó en una anécdota, pero mancha una actuación que hasta ese momento estaba siendo buena. Lástima.

Nota: 4

DEFENSAS

Baiano: Ofreció, como viene siendo habitual, la cara y la cruz de la moneda. Estuvo eléctrico y valiente en las incorporaciones y entradas, pero demasiado errático en centros y conexiones con compañeros. Acabó siendo sustituido en lo que inicialmente pareció una lesión, pero que afortunadamente parece quedará en un susto. El lateral derecho, con todo y con nada, sigue siendo suyo.

Nota: 5

Abdoulaye Ba: Protagonizó uno de los sustos de la tarde al chocar brutalmente en un intento de remate de cabeza con Grippo, que tuvo que ser sustituido antes de tiempo al no estar en condiciones de jugar. Él si pudo continuar, y aunque su arranque de partido dejó muchas dudas, poco a poco fue consolidándose hasta mostrar la versión que le ha colocado como titular indiscutible. Si no baja el nivel, partirá desde el 11 lo que queda de temporada.

Nota: 7

Dorado: Recuperó su mejor versión, y esa es una gran noticia. Arriesgó poco en la salida de balón, se mostró comprometido y aguerrido a la hora de robar, y volvió a transmitir esa seguridad que le caracteriza. Sin hacer ruido es uno de los pilares del proyecto de ascenso. Mucho mérito.

Nota: 7

Álex Moreno: Gran partido. Por fin finalizó un encuentro sin apenas errores defensivos y con pocos riesgos innecesarios. Además combinó varios centros de mucho mérito -sobre todo en la primera mitad- que rozaron el gol. Este es el camino.

Nota: 8

CENTROCAMPISTAS

Fran Beltrán: Su presencia en la medular es clave jornada tras jornada, y él no se cansa de demostrarlo. Se maneja a la perfección a la hora de sacar el balón, cometiendo ínfimos errores y dando opciones por todos los costados. Tiene 19 años y transmite la seguridad de un futbolista de 30. Si el Rayo logra ascender, Vallecas deberá ponerle, como poco, una calle.

Nota: 8

Comesaña: Su trabajo físico y muscular es clave para liberar espacios a Fran Beltrán y ofrecer alternativas por alto a la hora de buscar el gol. Rozó el tanto en la primera parte al rematar un balón de Álex Moreno que se marchó rozando el poste. Ha vuelto a la titularidad por méritos propios, y salvo catástrofe, continuará.

Nota: 7

Unai López: Si a Fran Beltrán hay que ponerle una calle, al bueno de Unai López deberían regalarle una ciudad entera. Batalla y ruge como el que más, se ofrece sin miedo cuando es necesario, y transmite desparpajo y hambre a la hora de buscar el gol. Míchel sabe que es una de sus piezas claves en la alineación, y no para de transmitirle confianza poniéndole como titular jornada tras jornada. Debería plantearse muy seriamente firmar con el Rayo Vallecano a partir de la próxima temporada, pues aquí se le quiere, y en ningún lugar va a crecer tanto como jugador y como persona como en el humilde barrio madrileño.

Nota: 8

Embarba: Sigue muy errático de cara a puerta, pero su trabajo y esfuerzo enorgullecen a la afición. Peca en ocasiones de querer ser demasiado protagonista, pero eso es lago que siempre le ha acompañado, y de lo cual no se puede desprender. Finalizó el partido feliz pero exhausto. Si se reencuentra con el gol, el Rayo ganará muchísimo.

Nota: 5

Trejo: Gran partido, y ya era hora. Venía mostrando una versión algo gris, sin demasiado brillo, y sin el protagonismo que merece, pero ante el Zaragoza se reencontró con sigo mismo, y esa es una fantástica noticia. Anota un golazo para colocar el 2-0 en una jugada en la que recupera el balón para posteriormente definir y quitar las telarañas de la portería. Míchel habla de él en rueda de prensa como uno de los líderes silenciosos. Bendito su fichaje.

Nota: 9

DELANTERO

Raúl De Tomás: No fue el partido en el que más brilló, pero aún así anotó un golazo, y eso dice mucho de él. Fue el encargado de abrir la lata y colocar a la franja en la senda de la victoria con un trallazo espectacular a la escuadra derecha ante el que nada podía hacer Cristian Álvarez. Recibió numerables faltas por parte de la zaga maña que no fueron señaladas, más que sorprendentemente, por el colegiado. Con 20 goles ya es el segundo máximo anotador a tan solo 6 de Jaime Mata y con 7 jornadas aún por delante. Ahí tiene el reto.

Nota: 8

SUPLENTES

Bebé: Salió en la segunda parte para aportar velocidad y desborde a un equipo que se estaba quedando sin ideas, y lo consiguió. Lleva dos jornadas consecutivas haciendo buenos papeles, y demostrando que cuando quiere es un gran jugador. El Rayo juega mejor con Santi Comesaña como titular, pero como revulsivo está siendo fantástico.

Nota: 7

Velázquez: Volvía a contar con minutos útiles tras su pérdida de titularidad, y cumplió. Tuvo que sustituir a Baiano para colocarse en el lateral derecho, posición que no es su favorita, pero a la que supo amoldarse y en la que, ciertamente, transmitió seguridad. Es un gran defensa, pero su cabeza le sigue pasando demasiadas facturas.

Nota: 6

Cerro: Salió en el tramo final de partido para dar contención y aire al centro del campo. Es cierto que el Rayo encajó un gol con él en el campo, pero es algo más achacable al error de Alberto García que a otra cosa. Le falta “algo” para ser titular, pero se le ve comprometido, y esa es una gran noticia.

Nota: 5

ENTRENADOR

Míchel: Su imagen gritando y apretando el puño tras el pitido final es el perfecto reflejo de lo que siente. Hace 14 meses cogió a un equipo derruido, sin alma, y con el agua del descenso a Segunda División B al cuello, y ahora lo tiene colíder de la categoría soñando en grande con volver a lo más alto. No ocupará portadas, pero Míchel es un entrenador realmente impresionante. Chapeau.

Nota: 9



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *