EL BISTURÍ | Rayo Vallecano 1-0 Lugo

Llegó el día, a continuación se plasman líneas escritas con otra mirada, con una nueva sonrisa, con color de Primera División. El Rayo Vallecano venció en Vallecas al Lugo (1-0) y selló una noche mágica que le certifica, matemáticamente, como equipo de la máxima categoría del fútbol español. El solitario gol de Álex Moreno brindó un triunfo histórico, y que jamás se olvidará. Analizamos a los protagonistas del Rayo Vallecano 1-0 Lugo:

PORTERÍA

Alberto García: Sin reproches, lo que le llegó fue saldado a la perfección. Sufrió dos disparos rivales a los palos que pusieron a prueba su corazón y el de la afición. Su imagen llorando sobre el césped tras el pitido final es reflejo de lo que siente por este club. Gran capitán.

Nota: 7

DEFENSAS 

Baiano: Le pone un centro a Raúl De Tomás al inicio del partido espectacular, pero el delantero remata demasiado centrado. Estuvo algo errático en las conexiones con sus compañeros, pero bastante seguro en repliegues, marcas y robos defensivos. Buen nivel.

Nota: 8

Abdoulaye Ba: Se le vio con jerarquía y ganas de hacer cosas grandes, imagen que se le demandaba desde hace tiempo, y que por fin llegó. No se le vio muy al límite ni sufriendo en exceso. Buena imagen para finalizar la temporada.

Nota: 8

Dorado: Puso temple y cordura en situaciones complicadas, pero no fue su mejor partido. Estuvo más errático de lo normal en las coberturas individuales, llegando a transmitir más debilidad de la común. Aún así, acabó dejando la portería a cero, y eso le avala.

Nota: 6

Álex Moreno: Héroe del partido, y por el contexto casi de la temporada. Empezó sufriendo mucho en defensa, pues llega a tarde a los balones a la espalda y no termina de combinar bien para sacar el balón jugado, pero todo cambiaría en el minuto 40. Tras salir el balón por la línea de banda, realiza un gran desmarque al área que observa a la perfección Trejo, que opta por enviarle el balón rápido, dejándole solo ante Roberto, que queda a merced de un trallazo espectacular que entra potentemente entre sus tres palos, desatando el júbilo de la afición. Ese tanto le dio confianza y seguridad, terminando un más que notable partido. Jamás olvidará el día que hizo a Vallecas tocar el cielo.

Nota: 9

CENTROCAMPISTAS

Fran Beltrán: No es fácil jugar este tipo de partidos, y menos con 19 años, pero Fran Beltrán está hecho de otra pasta, y lo demostró sobre el verde. Manejó al equipo y cerró filas sin tapujos ni reservas, hasta finalizar otro enorme partido que le erige, aún más, como una de las figuras de la temporada. Se merece jugar en Primera División con el Rayo, y por fin lo hará. Puro Rayo.

Nota: 9

Unai López: Trabajador como siempre, pero menos transcendente de lo normal. Ha acostumbrado a lo largo de la campaña a un nivel tan alto que cualquier cosa que no sea la exquisitez ya parece poco, y no debería ser así, pero es la realidad. Jugó en el medio repartiendo fútbol sin enredos, y buscó cuando podía incorporarse al ataque para tantear el gol, pero sin fortuna. Correcto.

Nota: 7

Embarba: Lo intentó -y lo tuvo- por todas las vías, pero no era su tarde. Desde la primera parte hasta el pitido final estuvo eléctrico y con hambre de anotar algún gol, pero bien fuese por Roberto o por errores propios, no llegó. Su derroche físico es de admirar, así como su cometido por la franja, pero futbolísticamente hablando ha tenido partidos mejores.

Nota: 6

Bebé: Volvía a la titularidad tras su suplencia en Alcorcón, y dejó sabor agridulce. Tiene mucha calidad, pero debe mejorar aspectos psicológicos que le cuestan pérdidas absurdas o complicaciones innecesarias. En la celebración fue uno de los más activos y enérgicos. Está disfrutando como un niño desde su regreso a Vallecas.

Nota: 7

Trejo: Tuvo ocasiones muy claras para rememorar la estampa de 2011 y colocarse como héroe del partido del ascenso, pero perdonó en exceso. Aún así, ofreció una imagen de líder inusual que sirvió para vencer y convencer. Tiene un talento innato, pero ahora le tocará demostrarlo en Primera División. Prueba de fuego a su carrera.

Nota: 8

DELANTERO

Raúl De Tomás: Errático. Con el pichichi ya perdido sólo le quedaba agarrarse al triunfo colectivo y a la heroicidad de protagonizar el ascenso, pero perdonó demasiado, y acabó incluso siendo sustituido ante los evidentes síntomas de que no era su tarde. Independientemente, un mal partido no podrá eclipsar lo que ha sido una temporada de matrícula de honor. Ningún reproche.

Nota: 5

SUPLENTES

Armenteros: Un fuera de juego le privó, a él también, de un gol que habría rememorado aquel 22 de mayo de 2011 ante el Xerez. Más allá de esa acción, le puso mucho coraje y hambre a cada balón que tocaba. Protagonizó una imagen para el recuerdo al subirse al larguero de la portería en la celebración para cantar junto a su afición. Siente la camiseta, y eso es algo que debe valorarse ahora más que nunca.

Nota: 8

Elustondo: Salió en el segundo tiempo para aguantar el marcador y cerrar el choque, y cumplió. Con el balón en los pies sigue muy débil y dubitativo, pero a la hora de cortar juego es un buen futbolista. Correcto.

Nota: 5

Manucho: Saltó al campo en los minutos finales más para perder tiempo que para otra cosa. Apenas gozó de un par de balones. Sin comentarios reseñables más allá de que se volvió a llevar la ovación de turno.

Nota: –

ENTRENADOR

Míchel: Se le merece, se lo merece mucho. Tras una vida en franjirrojo ha logrado su quinto ascenso -primero como entrenador- con el Rayo, reflejo de una trayectoria tan envidiable como impecable. Cogió a un equipo desahuciado y lo ha llevado a Primera División. Su decisión de dar una rueda de prensa junto a todo su cuerpo técnico le honra y dignifica. Hace falta más gente como Míchel en el mundo del fútbol. Sin duda.

Nota: 10



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *