EL BISTURÍ I Rayo Vallecano 2017-2018

Un Rayo de ensueño, histórico, un Rayo de Primera División. Tras meses de arduos naufragios y miedo a derrumbes, el buque de Míchel ‘I’ de Vallecas atracó en puerto seguro, y ya es equipo de la máxima categoría del fútbol español. Los datos de la franja esta temporada son impresionantes: campeón de la categoría por primera vez en su historia, 67 goles a favor y 48 en contra, sólo tres derrotas como local y cinco como visitante, contando con el segundo máximo goleador de la categoría en sus filas (Raúl De Tomás), y con dos jugadores en el 11 ideal de la temporada (Raúl De Tomás y Álex Moreno). Vallecas volvió a sonreír, y su Rayo tuvo la culpa. Analizamos a la plantilla del Rayo Vallecano 2017-2018:

PORTEROS

Alberto García: Empezó sembrando dudas, pero poco a poco fue de menos a más hasta alcanzar un nivel de Primera División. Su dedicación y empleo en labores del club ha sido una bocanada de aire fresco para la afición, que se enorgullece cada vez que ve a algún jugador sentir la camiseta. Fruto de su pasión, fue seleccionado en el vestuario como uno de los capitanes, luciendo el brazalete por los campos de la categoría con valentía, coraje y nobleza. Seguirá en Primera, se lo merece.

Nota: 9

Mario Fernández: Apenas apareció en un par de partidos, y las sensaciones que dejó fueron más bien malas. Participó de la nefasta participación copera de la temporada 2017-2018, cayendo en casa ante un Tenerife que goleó sin complicaciones. Cerró la campaña con una actuación sin brillos ni sombras en Tarragona. Como suplente, bien, más parece quedarle grande.

Nota: 4

Lucho: Es la gran promesa de la cantera franjirroja, y poco a poco debe ir dando pasos hacia la línea principal del primer equipo. No ha contado con minutos esta campaña, pero sus actuaciones los últimos años en el filial y juveniles son dignas de alabar. Su hora de acerca.

Nota: –

Toño: Su historia fue idílica a la par que triste. Tras unas intervenciones impresionantes se ganó el corazón franjirrojo, llegando a ser incluso catalogado como ‘uno de los mejores porteros de la historia del Rayo Vallecano’. Pero el 9 de octubre de 2016 marcaría un antes y un después en su vida, pues se lesionó gravemente de la rodilla izquierda, desapareciendo prácticamente de los terrenos de juego, y sin que el club hiciese un seguimiento específico o una hila de comunicados. Amante del fútbol de los de toda la vida, acabó anunciando en febrero su retirada del fútbol profesional en una entrevista personal, y sin actos o informaciones por parte del club. El deporte y el Rayo fueron crueles con él en su final, pero será siempre querido en el humilde barrio de Madrid. Se lo ha ganado.

Nota: –

DEFENSAS

Baiano: Su fichaje fue una nota extraña en un mercado plagado de regresos. Era un futbolista extranjero, sin renombre europeo, y sin apenas reseñas que invitasen al optimismo. Poco a poco, con trabajo y esfuerzo, fue demostrando que estaba llamado a ser el titular en el lateral derecho, y se acabó asentando gracias a la confianza que Míchel le entregó. Demasiado irregular en algunos tramos o partidos, la sensación general es buena, pero se duda de su rendimiento en Primera División. Lógico.

Nota: 7

Galán: La pasada temporada fue una de las figuras destacadas, y esta ha sido una de las grandes ausencias. En ningún momento le ha planteado dudas a Baiano o ha abierto el debate sobre el lateral derecho. Su rendimiento ha sido paupérrimo, hasta el punto que el club ya ha comunicado que no continuará la próxima temporada. Gran profesional, pero su etapa debía concluir.

Nota: 2

Abdoulaye Ba: Un crack dentro y fuera del campo. Volvió en el mercado invernal tras su idílica aventura por Turquía, y aunque empezó sin convencer, poco a poco acabó asentándose hasta ser indiscutible. Reflejo de su buen rendimiento es que el partido que faltó (vs Alcorcón), los suyos recibieron una contundente goleada (4-0). Ha aprendido a tomar menos riesgos en la salida de balón y a ser más sólido y seguro en los cortes y marcas. Cuando asienta la cabeza es un gran jugador.

Nota: 8

Velázquez: Empezó siendo titular, pero con el tiempo se fue deshinchando hasta perder todo el protagonismo del que gozaba. Su expulsión en Valladolid marcó un antes y un después en la temporada, pues le relegó definitivamente al banquillo en deprimenda de un Abdoulaye Ba que no se volvió a sentar. Es un jugador duro y correoso, pero que debe mejorar mucho su mentalidad para formar parte de la élite. Lástima.

Nota: 5

Amaya: Tuvo algunas participaciones correctas al principio de la temporada, llegando a formar de la plantilla titular en partidos importantes, pero él mismo sabe que, personalmente, no ha sido una buena temporada. Su pifia en el partido copero ante el Tenerife es el perfecto reflejo de lo que es un jugador que le pone ganas, pero físicamente comienza a esta limitado. Aún así, debe destacarse que el equipo le eligió como capitán del equipo, y eso es por algo.

Nota: 3

Dorado: Eterno cumplidor, no se puede decir absolutamente nada malo de él. Sin hacer ruido ni ofrecer brillos se asentó en la alineación, comenzó a realizar buenos partidos, y cerró la temporada ascendiendo al Rayo Vallecano a Primera División. Tal vez la máxima categoría del fútbol español ya le queda grande, pero hay que ponerse de pie para alabar a un profesional como pocos. Hacen falta más jugadores como él.

Nota: 9

Álex Moreno: Será recordado como el jugador que, siendo extremo, se volvió indiscutible en el puesto de lateral izquierdo, y como aquel que anotó el histórico gol del ascenso ante el Lugo. La Liga le seleccionó para el once ideal de la temporada, y aunque es cierto que ha realizado una gran campaña, también ha sembrado momentos de dudas y nervios. Defensivamente tiene mucho que mejorar, pero se le ve con hambre y ganas de trabajar por ello. Le llegarán muchas ofertas este mercado veraniego, pero la decisión de elegir donde puede crecer más es expresamente suya. A esperar.

Nota: 8

Akieme: Al igual que Lucho, es una de las grandes promesas de la cantera franjirroja. Ha contado con muy pocos minutos esta temporada, lo que preocupa e invita a pensar que, si no va a jugar en Vallecas, tal vez una cesión sería una buena opción. En las categorías inferiores ha demostrado que es uno de los mejores jugadores de la generación que llega. Lo que ha jugado ha servido para ver que tiene potencia física y talento futbolístico de sobra. Es cuestión de tiempo que explote sobre el verde.

Nota: 5

Razvan Rat: Caso aparte. Es el perfecto reflejo de lo que no debe ser un futbolista profesional. En su etapa en Primera División despuntó como una joya en el lateral izquierdo, y aunque es cierto que ya protagonizó algún que otro incidente -como el cabezazo absurdo a Charles- futbolísticamente hablando cumplía. Pero el descenso le transformó, sacó su parte para antipática y desagradecida, y acabó desapareciendo de convocatorias y entrenamientos hasta acabar saliendo cedido por la puerta de atrás. Su elevada ficha era un problema para el club y una indignación para la afición, que acabó festejando su salida. No es para menos, claro.

Nota: 0

CENTROCAMPISTAS

Fran Beltrán: Ídolo de la afición por méritos propios, y estandarte de un proyecto que ya es de Primera División. Tuvo ofertas muy serias para salir de Vallecas, pero decidió apostar por la franja, por su sueño, por jugar con el Rayo en la máxima categoría del fútbol español, y por fin lo va a hacer. Ha sido un indiscutible en la medular de principio a fin, manejando al equipo en la salida de balón, y cortando juego desde el pivote con una jerarquía y temple que asustan. El chico que subió al primer equipo con tan solo 18 años va siendo cada vez más hombre, más futbolista, en definitiva, más guerrero. Y esa es una fantástica noticia. Por muchos años más.

Nota: 10

Unai López: Se le podía catalogar como la ‘revelación de la temporada’. Su fichaje no fue ni mucho menos de los más sonados, era un jugador con experiencia en Primera y Segunda, pero con poco renombre, algo que sin duda cambiaría con el tiempo. Sus despliegues físicos sobre el campo y su entereza y desborde desde la banda le colocaron desde muy pronto en una posición privilegiada, llegando a ser un fijo en las alineaciones para Míchel. Es humilde, luchador y muy sacrificado. Pertenece al Athletic Club y su sueño es triunfar allí, pero si no le fuese posible, su regreso a Vallecas sería una gran noticia. Ha encajado en el club.

Nota: 9

Trashorras: Se fue por la puerta de atrás, sin luces ni brillos, y con una puesta en escena que resta valor a lo que ha hecho por el club. Desde el principio de temporada se apreció que había perdido protagonismo, que prácticamente no contaba para el técnico, y que ya no era el de antes. Sintió la camiseta, vivió los mejores y peores años de la historia reciente del club, pero su etapa ya había finalizado. Habrá disfrutado viendo el ascenso del Rayo desde casa, y eso es lo más bonito y con lo que hay que quedarse. Con su rayismo.

Nota: 2

Santi Comesaña: Demasiado irregular. El primer tramo de la temporada fue un idilio soñado para él, era titular en el equipo, tenía grandes actuaciones, e incluso recibía grandes ovaciones por parte de la grada, pero poco a poco fue yendo de más a menos, y acabó cayendo en la sombra de los banquillos y las desconvocatorias. Es joven y tiene que crecer, pero a corto plazo queda muy señalado para el proyecto de Primera División.

Nota: 5

Cerro: Futbolista querido en el vestuario y que aportaba garra y coraje en las arengas, pero sin apenas participaciones reseñables sobre el verde. Le falta físico y fútbol para un equipo de Primera División, y fruto de ello el club ya ha comunicado que no cuenta con él para la próxima temporada. Gran persona y profesional, pero demasiado limitado para este Rayo.

Nota: 2

Elustondo: Llegó en mitad de la temporada para aportar músculo y aire a la medular, y aunque es cierto que ganas le ha puesto, no ha terminado de convencer. Será recordado, desgraciadamente, por su gol en propia puerta en El Molinón, partido en el que tuvo su oportunidad de oro al sustituir a Fran Beltrán, y en el que acabó como el gran señalado y villano de una situación desafortunada pero que pudo costar caro. Tiene experiencia en la categoría y años de balón, pero no ha terminado de cuajar en el equipo.

Nota: 3

Embarba: Gran temporada. Es un futbolista capaz de lo mejor y de lo peor, de desquiciar a la afición con excesivos regates y disparos a las nubes, y de dar tres asistencias y marcar un gol en el mismo partido. Su talento y esfuerzo sobre el campo son indiscutibles, pero de alcanzar una mayor regularidad progresaría y mejoraría como futbolista. Ha finalizado la temporada con 8 goles y 13 asistencias, cifras de crack que han impulsado a los suyos a lograr el objetivo del ascenso. Pilar esta temporada.

Nota: 8

Bebé: Volvió en invierno tras su marcha al descender, y aunque inicialmente el recibimiento fue frío y cargado de dudas, poco a poco sus goles y actuaciones hicieron que renaciese el cariño que Vallecas le tiene. Míchel apostó por él desde muy pronto como titular incluso en partidos importantes, y aunque ha mostrado también versiones paupérrimas, el balance general es positivo. Acierto su fichaje.

Nota: 7

Armenteros: El regreso de uno de los hijos pródigos de aquel 22 de mayo de 2011. Emiliano Armenteros sabe lo que es el Rayo, sabe que aquí nadie viene a pasearse, y desde el primer día trabajó duro para estar en forma óptima para lo que el proyecto requería. Futbolísticamente hablando ha perdido cualidades, pero ver a alguien que salta al verde con la franja cargada de ganas y hambre siempre es bonito. Eso es Armenteros. Puro Rayo.

Nota: 6

Lass: Por la puerta de atrás, una vez más. Tuvo participaciones y oportunidades para demostrar que es un jugador válido, pero las volvió a desaprovechar, y acabó saliendo cedido al Almería. Lleva desde 2010 perteneciendo al Rayo Vallecano, y aún no se ha asentado. Tal vez es el momento de que salga de forma definitiva a buscar opciones a otro club.

Nota: 1

Diego Aguirre: Es un gran jugador, pero su cabeza le juega demasiadas malas pasadas. En los pocos minutos de los que ha gozado ha demostrado detalles de calidad, pero Míchel nunca ha terminado de asentarle en las alienaciones, y eso es por algo. Se ha hecho oficial ya que jugará a partir de la próxima temporada en el Real Zaragoza. Ojalá pueda demostrar allí la calidad que tiene, porque la tiene.

Nota: 2

Majeed: Su llegada fue una broma que acabó como se veía que iba a acabar, sin absolutamente ningún minuto. En las ruedas de prensa Míchel no se cansaba de asegurar que entrenaba bien y que estaba implicado, pero no ha demostrado tener nivel para poder formar de la partida. Recaudación, anécdota, y poco más.

Nota: –

Trejo: Todos los miembros de la plantilla le definen como el ‘líder silencioso’, y eso es por algo. Ha sido la estrella del equipo desde la mediapunta, el jugador creativo que ponía chispa y alegría a los ataques, y aunque es cierto que ha pecado de lentitud y sobreconducir en algunos tramos, el balance general es muy bueno. Soñaba desde hace años con jugar con el Rayo Vallecano en Primera División, y por fin podrá hacerlo. La próxima temporada será una prueba de fuego a su fútbol y a su carrera, porque es ahí donde debe demostrar el fantástico jugador que es.

Nota: 9

Chori Domínguez: Probablemente la decepción de la temporada. Su fichaje dejó muchas dudas, pues el club ya había cerrado la incorporación de Trejo, y dos mediapuntas de primer nivel iban a ser difícil de compatibilizar, y así ha sido. No le ha planteado absolutamente ninguna duda al chocota en toda la temporada, cerrando un año desastroso en el que sólo se recordará su heroico gol al Real Oviedo que salvaba un punto importante. Quien sabe cuanto le queda en el Rayo, y quien sabe cuanto le falta en el fútbol profesional.

Nota: 3

Joni Montiel: No gozó de los minutos que debería, y el club acabó tomando la sabia decisión de cederle al Toledo. Es una de las grandes promesas de la cantera, pero necesita continuidad, aquí o en otro lugar.

Nota: –

DELANTEROS

Raúl De Tomás: Héroe de la campaña. Su fichaje es una de las mejores incorporaciones que ha hecho el club en los últimos años. Rápidamente de asentó en la plantilla hasta volverse indiscutible en la punta de ataque de un equipo con rumbo a Primera División. Ha logrado nada más ni nada menos que 24 goles esta campaña, cifras que le colocan en la primera plana de las revelaciones de la temporada y que harán que le lleguen muchas ofertas este mercado veraniego. Es un fantástico delantero, y necesita jugar de una vez en Primera División. Que se plantee continuar en el Rayo Vallecano. Sería una decisión bonita y sensata.

Nota: 10

Manucho: Más allá de sus tradicionales y sobredimensionadas ovaciones ofreció lo que acostumbra a ofrecer, poco o nada. Manucho es puro espectáculo, es ambiente en el vestuario, incluso alegría para la afición, pero como delantero siempre ha dejado mucho que desear. El club debería poner las miras para la próxima temporada mucho más altas.

Nota: 3

Javi Guerra: Con el paso de los años ha ido de más a menos, pasando por una etapa de gran delantero en Primera, pero cayendo y cayendo hasta ser desconvocado en Segunda. Ha perdido el hambre y el olfato goleador, y eso en un delantero debería ser delito. Temporada para olvidar. Otra más.

Nota: 2

ENTRENADOR

Míchel: Es la estrella de todo un barrio, el hombre que se merece más elogios y aplausos entre toda la histórica campaña, la figura que cogió a un Rayo muerto y lo ha llevado hasta la élite. Con el paso del tiempo se le ve con más veteranía, más picardía para hacer alineaciones, y más seguro en todas sus decisiones. Sembró dudas -y las sigue sembrando- a la hora de hacer cambios, pero nada se le puede reprochar cuando ha logrado el ascenso y el primer título de Segunda División de la historia del Rayo Vallecano. Míchel es la franja, porque Míchel sabe lo que es la franja. Ojalá continúe muchos años más, porque eso será bueno para el club y, lo mejor de todo, para el barrio.

Nota: 10

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *