Duelo de titanes en Vallecas

Sábado mágico, tarde grande la que nos espera mañana en Vallecas. El fútbol vuelve a estar presente en el barrio dos semanas después… y de qué mejor forma que con este partidazo. Rayo-Huesca (o lo que es lo mismo, segundo contra primero). Partido complicado ante un rival que siempre exige mucho y que a base de esfuerzo está demostrando que tener nombres no garantiza nada a nadie y sin duda el equipo de Rubi, pese a no tener muchos recursos ni una plantilla que llame mucho la atención, está logrando posicionarse en lo alto de la tabla. Unos partidos jugando mejor, otros peor pero es muy difícil ganarle al equipo oscense y Míchel es consciente de ello. No obstante, el Rayo también está realizando una gran temporada y no debería tener miedo y si esperanza en poder “meter mano” al líder en solitario.

Ambos equipos tan solo han perdido cuatro partidos. La última derrota del Rayo fue en casa el día de Reyes ante el Nàstic de Tarragona. Por su parte, el último encuentro perdido por los de Rubi es mucho más reciente: la jornada pasada, cuando cayeron en el José Zorrilla, estadio que visitará el Rayo la semana que viene. Una de las grandes fortalezas del conjunto aragonés es, sin duda, la dificultad que tienen los equipos rivales en hacerles gol. De hecho, es el 2º equipo menos goleado de toda la Segunda División, solo por detrás del Cádiz, equipo que solo ha encajado 16 goles aunque es preciso destacar que para este partido tiene importantes bajas en la zaga como la del ex-rayista Jorge Pulido, Brezanzic o la duda de Akapo. En cuanto a la línea ofensiva el futbolista más destacado es el Cucho Hernández, que tampoco podrá jugar en Vallecas. Chimy Ávila fue expulsado en Valladolid por lo que Rubi tampoco podrá contar con él y Vadillo también es duda aunque lo más seguro es que pueda jugar.

El Huesca es un hueso duro de roer que está disfrutando de una temporada prácticamente brillante pero en frente está el Rayo, el 2º máximo goleador seguido del Real Valladolid y el cual llega con la moral en las nubes tras la trabajada y sufrida victoria en el Reino de León. Míchel no podrá contar con Antonio Amaya, Diego Aguirre, Majeed, Abdoulaye y el portero suplente Mario Fernández, el cual será sustituido por Lucho.

La afición rayista últimamente está muy ilusionada con el equipo y durante la previa de este partido se movilizará para apoyar a una plantilla a la que se ve comprometida con cumplir el objetivo de conseguir el ansiado ascenso. Así pues, habrá recibimiento al autobús del Rayo y será un día bonito. Además, la afición oscense no iba a ser menos y también estarán presentes en Vallecas unos 400 aficionados azulgranas. Un día para enmarcar entre dos de los candidatos a todo en esta categoría tan especial.

Carlos Sáez

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *