Crónica: Real Zaragoza 1-1 Rayo Vallecano

El partido en La
Romadera
empezaba con el balón en tierra de nadie, ninguno tenía la
posesión  y atacaban de manera alterna
entre ambos equipos, el primero el equipo local con un tiro por encima del
larguero desde su propio campo, y poco después el Rayo con un remate de Embarba
dentro del área que se estrellaba con el larguero. Tras este pequeño susto la
tuvo de nuevo el equipo madrileño por medio de Manucho que recibía el balón solo dentro del área a puerta vacía y
con tiempo, pero remato a primeras, y el balón acabó fuera.
Y justo después de esta oportunidad para Manucho el Zaragoza aprovecharía una que sería el primer tanto del partido.
Tras el descanso el Rayo
disfruto de alguna ocasión más, otro nuevo palo de Embarba pero que no acababa subiendo al marcador. El Zaragoza estaba cómodo con cinco defensas
y un solo jugador en línea ofensiva, que asusto a Gazzaniga en un remate que encontraba larguero tras una chilena.
El partido parecía cerrado pero en una jugada con muchos
pases y rebotes en el que  el balón no
tenía dueño, fue Embarba quien lo
recogió dentro del área y coloco un tiro al lado del palo que hizo que el balón
subiera al marcador.

Tras los minutos finales el Rayo tiene casi segura la permanencia, mientras que el Zaragoza se lo complica un poco tras
los últimos resultados. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *