Abandono su casa aunque le hubiera gustado jugar en aquel momento con el Rayo Vallecano en Primera División, pero volvió posteriormente para cumplir aquel sueño que soñaba desde pequeño, triunfar con su equipo de niño.

Antonio Amaya no continua en el Rayo Vallecano tras finalizarse el contrato que le unía a la institución franjirroja y tomar la decisión entre Míchel, David Cobeño y la directiva. El jugador rayista se despidió del club que lleva en el corazón a través de un comunicado en sus redes sociales donde agradecía al club por estos años y sobretodo, a su afición.

COMUNICADO OFICIAL DE ANTONIO AMAYA EN INSTAGRAM

Llegó el momento más difícil de mi carrera deportiva, se me va a hacer muy extraño despertarme y saber que ya no pertenezco al club de mi vida.

El camino como jugador se separa pero mi corazón pertenece a la familia rayista porque no tengo como agradecer todo lo que esté club a hecho por mi.

El que no continúe en el club de mi vida es que no entraba en los planes de la siguiente temporada, así me comunicaron. Quería dar las gracias a todo el rayo Vallecano y a todos sus componentes como Utillero, fisios, médicos, delegado, cuerpo técnico, gente de oficinas, de mantenimiento… porque todos y cada uno de ellos aman a este club.

Es muy duro despedirme de la mejor afición del mundo pero seguiré representando ese escudo y ese barrio y decirles que nunca cambien porque ellos hacen que este club y este barrio sea diferente.

Quería que el comunicado de mi no continuidad lo hiciese el club pero desconozco las circunstancias por las cuales no lo ha hecho… por último, no me puedo olvidar de todos los compañeros que han defendido esta franja junto a mi en el terreno de juego habéis sido increíbles.

Gracias, muchísimas gracias a todo el Rayo Vallecano, eternamente agradecido.